Descripción

Todos los negocios se han visto obligados a desplazar sus canales de interacción al entorno digital. Este movimiento ha tenido implicaciones diferentes para cada empresa, dado que no todas partían del mismo punto.

El estudio realizado por IDG Research indica que la mitad de ellas no disponía de un canal de ventas por Internet antes del confinamiento, y por tanto han tenido que crearlo aceleradamente para mantener sus ingresos, así como la relación con sus clientes y proveedores.

Por otro lado, las que ya tenían desarrollados canales digitales, han tenido que hacer frente a un crecimiento exponencial en su actividad, bien sea comercial o de atención al cliente. Esto es algo para lo que no estaban preparadas, tanto por el contexto de teletrabajo generalizado, como por ladificultad para escalar los recursos a la misma velocidad que su demanda.

Los negocios que mejor han respondido a la crisis son aquellos en los que el e-commerce y los canales digitales formaban parte de su proceso de trans- formación digital. Estos tienen claro que no se trata solo de desarrollar un canal, sino de transformar la forma de hacer negocios.